La Croix de Fer Ti 2020 como su nombre nos hace intuir es una bicicleta de titanio. Se encuentra en la posición número “uno” de los modelos de gravel de la marca. Como es tendencia en los modelos de aventuras para este año presente, también se suma al elenco de bicicletas que monta el nuevo grupo Shimano GRX. La bicicleta apenas ha sufrido cambios sustanciales si obviamos la transmisión y sigue siendo tan majestuosa como antes.

Detalle del cuadro

Croix de Fer Ti 2020

La Croix de Fer Ti 2020 presenta el mismo cuadro que la versión anterior. Los cambios básicamente, como he mencionado en la introducción,  se centran en una nueva transmisión basada en Shimano GRX . Por tanto, este set es más acorde para una bicicleta para gravel. Más allá de esta nueva aportación, esta bicicleta sigue destacando por su intrínseca elegancia y sus formas clásicas mezcladas con detalles actuales.

«Esta bicicleta sigue destacando por su intrínseca elegancia y sus formas clásicas mezcladas con detalles actuales.»

Tal como hemos comentado, el marco está fabricado con material de titanio. La aleación empleada es la 3AL-2.5V y muy extendida para la fabricación de cuadros de la industria de la bicicleta. Está compuesta a parte del metal principal, de un 3% de aluminio y 2,5% de vanadio. Tal como ya hemos mencionado en artículos anteriores, aunque dicho metal parecía relegado a mejor vida, con la aparición del gravel ha tomado un nuevo impulso y son muchas las marcas que nos presentan cuadros en titanio. El resultado nos da marcos muy resistentes, tanto como en acero, pero mucho más ligeros.

A pesar de su estética tradicional sin sobredimensionamientos de sus tubos, la bicicleta presenta algunos apuntes actuales como su dirección cónica o bien su horquilla de carbono. Obviamente, también ayuda el conjunto de componentes y grupo para aumentar esta sensación de bicicleta moderna.

A nivel estético, como la mayoría de cuadros presentados con este tipo de materiales, vienen sin pintar. Tal como apunté en una pasada review del 2019 del mismo modelo, la sensación visual es que estamos ante una bicicleta majestuosa. También añade un plus de elegancia al conjunto, su logotipo contorneado que sobresale en el tubo de la dirección. Y es que normalmente, nos encontramos pegatinas o pintura para añadir los logos a los cuadros, pero con este trabajo en relieve se consigue una estética artesanal y vintage.

«A nivel estético, como la mayoría de cuadros de titanios  vienen sin pintar. Característica que le otorga un toque muy elegante»

En cuanto a la geometría de este modelo, presenta una caída del tubo superior o sloping de manera moderada, que junto a otros elementos, como la horquilla en carbono, provocan una sensación de bicicleta actual. Esto es algo de agradecer, ya que un marco sin caída, provocará una impresión de bicicleta demasiado rígida en cuanto a la posición del ciclista.

Otro de los aspectos que sigue manteniendo el modelo del 2020, es que la Croix de Fer Ti presenta enrutamiento de cables de manera externa para frenos y cambios mecánicos, y enrutamiento interno completo si el usuario opta por la opción electrónica (Di2). Personalmente, se podría haber optado por una solución total de cables por dentro de la estructura del cuadro, para dotar a la bicicleta de una visión más limpia. Aunque creo que esto no es posible por la delgadez de los mismos.

La Croix de Fer Ti, presenta como opción estándar neumáticos con una anchura de 37mm, pero es posible ubicar hasta un grosor de 38 mm. Personalmente, a no ser que transites por caminos muy técnicos o abruptos donde necesitas algo más de amortiguación, creo que es suficiente la anchura que nos monta de serie. Para algunos usuarios, esta medida le puede ser insuficiente pero personalmente yo la encuentro adecuada.

«La Croix de Fer Ti, presenta como opción estándar neumáticos con una anchura de 37mm, pero es posible ubicar hasta un grosor de 38 mm»

Finalmente, el cuadro de este modelo sigue presentando soldaduras añadidas para ubicar un tercer portabidón, guardabarros o bien un rack trasero. Por tanto, más allá del gravel deportivo, podemos convertir a este modelo en toda una bicicleta para viajes de varios días o excursiones.

Grupo

El modelo del 2019 montaba una solución muy rutera como era el Shimano Ultegra. Para esta nueva edición, y personalmente creo que es un acierto, se ha apostado por un grupo más orientado al gravel. Hablamos del reciente extendido GRX. En concreto hablamos de la versión GRX 810 que equivale a nivel al anterior.

En cuanto a su desarrollo, presenta una transmisión basada en un plato subcompact de 48/31 t con un cassette 11/34. Es una combinación por tanto más orientada al ciclismo fuera de la carretera en comparación con el modelo del 2019.

«En cuanto a su desarrollo, presenta una transmisión basada en un plato subcompact de 48/31 t con un cassette 11/34″

Componentes

Obviamente, los frenos de disco que son hidráulicos y han cambiado respecto a la versión anterior. Se tratan de los Shimano BR-R810. En cuanto a las ventajas respecto a los mecánicos, la frenada es más eficaz y progresiva. También el tacto es mucho más suave.

Shimano BR-R810

Una de las cosas que me sorprende, es que para ser un modelo de alta gama no utiliza periféricos de marca o de más nivel. Concretamente, tija, potencia y manillar son aportados por la propia marca. Poco que aportar en este sentido. Se tratan de periféricos de aceptable calidad fabricados en aluminio.

Destaco el manillar, que es de agradecer que la marca apueste por uno exclusivo para gravel y que nos presenta un flare suave de 12 grados. El sillín también es proporcionado por Genesis y sigue siendo el Road Comfort.

Ruedas y Neumáticos

Finalmente, trataremos sobre las llantas y los neumáticos que monta este modelo. Las ruedas son las Jalco Sr240d de 32 radios y que las podemos ver en otros modelos de gravel que monta Genesis. En cuanto a las cubiertas, son los Wtb Riddler de 37mm.

Se trata de un neumático específico para el Gravel o bien Ciclocross. Éstas disponen de una banda de rodadura central rápida, con un lateral de tacos más altos que proporciona un buen agarre en las curvas.

Resumen

Gama: alta
Cuadro: Titanio
Geometría: sloping moderado
Cableado interno: mixto
Soldaduras adicionales: si
Tamaño de ruedas: hasta 38mm
Grupo: Shimano GRX 810
Tipo de frenos: hidraúlicos
Manillar: Genesis
Potencia: Genesis
Tija: Genesis
Neumáticos: Wtb Riddler de 37mm

Veredicto

La Croix de Fer Ti aumenta todavía más su polivalencia con el cambio de grupo . Eso sí, sigue manteniendo intacta su estética majestuosa con un guiño al pasado.

Este modelo en titanio con horquilla de carbono, monta ahora un grupo más orientado al gravel como es el Shimano GRX. En su conjunto, tanto por sus componentes como por su transmisión estamos ante una bicicleta de gama alta.

Es una bicicleta que la puedes utilizar tanto para gravel deportivo como modelo para realizar viajes de varios días. Esto último, es posible porque dispone de soldaduras adicionales donde podemos ubicar más portabidones o bien un rack trasero.

Para finalizar mencionar, que gracias a su nuevo desarrollo basado en un plato subcompact (48/31) y un cassette de 11/34, imprime a este modelo de un toque más off-road en comparación con la versión del 2019. Es decir, es una bicicleta que se puede comportar muy bien en cualquier terreno, incluso en asfalto.

Precio

Su precio, como cualquier modelo en titanio es algo elevado. aproximadamente de 4.379,00 € y la puedes adquirir en Rumblebikes.com.

Más información

Genesisbikes.co.uk