Modelo: RIDLEY X-TRAIL ALLOY | Bicicleta Gravel Aluminio | Precio: 1.499,00 euros

La fórmula cuadro de aluminio, horquilla de carbono y transmisión Sram Apex 1 es ya muy habitual en bicicletas que se mueven en la horquilla de los 1.300-1.500 euros. Este es el caso de la Ridley X-Trail Alloy, que bajo un marco en susodicho metal se presenta como una bicicleta muy interesante. De hecho, la marca además dispone de un modelo en carbono, pero he considerado describir la bicicleta en aluminio porque la considero una opción muy válida para debutar en el gravel sin tener que desembolsar una gran cantidad de dinero.

Características del Cuadro

El cuadro de la Ridley X-Trail Alloy tal como hemos adelantado está fabricado en aluminio y viene con una horquilla en carbono. Este tipo de combinación es muy habitual, tanto en el gravel como en otras disciplinas, y lo solemos ver en la gama intermedia de las marcas. Se tratan bicicletas que normalmente las podemos calificar como modelos introductorios en una disciplina.

Existe, para aquellos más puristas, el mismo modelo en cuadro de carbono: la Ridley X-Trail Carbon. Si tu bolsillo te lo permite, puedes optar por esta opción aunque si es la primera compra te aconsejo comenzar por algo más discreto.

«El cuadro de la Ridley X-Trail Alloy presenta tubos con distintas formas. El tubo superior e inferior son rectangulares y el de la tija redondo»

En sí, el marco es bastante moderno, donde destacamos un tubo superior curvado hacia arriba, cableado interno dotándola de limpieza visual y una dirección cónica que monta una horquilla en carbono de corte recto. Estéticamente es una bicicleta que no se aleja de los modelos de carretera y tendríamos que acercarnos para visualizar si se trata de una bicicleta para gravel.

«Dispone de cableado interno dotando al conjunto de limpieza visual. También es posible ubicar un tercer portabidón»

A todo esto hemos de resaltar que los tubos presenta distintas formas. Es decir, el tubo superior que dispone de un sloping relajado tiene una forma rectangular al igual que el inferior. En cambio, el tubo del sillín tiene forma redonda. Este tipo de variedad de tubos tiene su explicación, ya que lo que se busca es rigidez en aquellos puntos que la bicicleta lo necesita.

Otra de las cosas que debemos destacar, es que es un cuadro pensado para el ciclismo de aventura o gravel ya que dispone de diversas funcionalidades. Ejemplo, es que es posible ubicar un tercer portabidón en el tubo inferior o bien dispone de monturas ocultas para guardabarros. Echo de menos algunos ojales adicionales, sobre todo en las vainas para la instalación por ejemplo de un rack trasero.

En cuanto al tamaño máximo de neumáticos que permite el marco y la horquilla es de 36mm para 700c o bien 50mm para 650b. Por tanto, esto provoca que sea un modelo muy versátil capaz de afrontar cualquier superficie. Sólo bastará con un cambio de gomas para adaptarlo a un terreno u otro.

Además de todo lo mencionado, una cosa de agradecer por parte del fabricante, es que puedes elegir entre tres tipo de tonos para el cuadro: uno en gris, otro en azul o bien amarillo. También dispone de un gran número de tallas, en concreto siete que van desde la 48 hasta la 63.

«En cuanto al tamaño máximo de neumáticos es de 36mm para 700c o bien 50mm para 650b»

Para finalizar, obviamente el cuadro no es tan ligero como un fabricado en carbono. El conjunto de la bicicleta pesa más de 11 kilos, cifra habitual en modelos muy similares. Tampoco nos debe preocupar en exceso la ligereza de un cuadro en una bicicleta gravel, ya que considero que debe primar la fiabilidad o la comodidad en el modelo.

Grupo y Componentes

En cuanto al grupo que monta tenemos distintas opciones. Uno con Ultegra con un precio oficial de 2.199 euros, uno con Shimano 105 por 1.799 euros y finalmente, uno con SRAM Apex 1 por 1.499,00 euros.

Si nos basamos en este último modelo más económico, aquí dispondremos por un precio no excesivo de un modelo muy apto. Dicha bicicleta que monta el Apex 1 como he comentado, como su nombre nos indica, es una transmisión monoplato y de 11 velocidades. La ventaja como hemos ya explicado en algunos otros artículos es que se simplifica la utilización de las marchas. De hecho esto es debido a que solamente disponemos de una palanca para los cambios de marcha.

Si abordamos los desarrollos, la bicicleta vienen equipada con un plato de 42 dientes y un cassette grande de 11-42t. Si vienes del ciclismo de ruta, la sensación con este tipo de desarrollo es que te falta, en el caso de circular por asfalto, de algo de velocidad si tú objetivo también es ir por zonas asfaltadas.

«En cuanto a los desarrollos la bicicleta vienen equipada con un plato de 42 dientes y un cassette grande de 11-42t»

El resto de componentes (Manillar, tija y potencia) son de la marca 4ZA y concretamente de la familia Stratos. Son periféricos en aluminio de un buen rendimiento. Con el tiempo los puedes ir cambiando si busca algo más de calidad o bien rebajar el peso. Aunque en este sentido, el gravel se debe buscar más robutez que ligereza a la hora de elegir componentes para tu bicicleta.

Por otra parte, los frenos son mecánicos y como es habitual en estos modelos que montan el Apex 1 son los TRP Spyre C. El tipo de frenada no es tan precisa como unos frenos hidráulicos, pero creo que es suficiente.

La ruedas, con un tamaño de 650b, son también de la marca 4ZA (XCD 650b). Es de agradecer que este modelo monte ruedas más pequeñas, ya que de esta manera podemos ubicar neumáticos de mayor tamaño y poder transitar superficies más técnicas. Los neumáticos que viene en este modelo son los Continental Contact Speed (27,5×2.0). No se tratan de unas cubiertas específicas para el gravel, sino más bien las puedes encontrar en todo tipo de bicicletas (urbanas, touring, gravel, etc…). Disponen de una banda de rodadura áspera que tiene un buen agarre sobre todo en carreteras asfaltadas.

Especificaciones:

Cuadro: Aluminio
Horquilla: Carbono
Grupo: SRAM Apex 1
Platos: 42t
Cassette: 11-42t
Manillar: 4ZA Stratos
Potencia: 4ZA Stratos
Tija: Potencia: 4ZA Stratos
Ruedas: 4ZA (XCD 650b)
Cubiertas: Continental Contact Speed (27,5×2.0)

Veredicto

La Ridley X-Trail Alloy como su nombre indica es una bicicleta que monta un cuadro de aluminio junto a una horquilla de carbono. El marco es moderno disponiendo de formas hidroformadas, cableado interno y la posibilidad de ubicar un tercer portabidón.

Tienes diferentes configuraciones en cuanto al montaje de la transmisión: SRAM Apex 1, Shimano 105 o Ultegra. Personalmente me quedaría con la opción monoplato de Sram.

En definitiva, es una bicicleta con una estética muy rutera que la puedes utilizar más allá del asfalto. También es un buena elección si quieres debutar en el gravel y deseas adquirir un modelo no excesivamente caro.

Precio:

Con SRAM Apex 1 por 1.499,00 euros.

Más información en:

Ridley-bikes.com