Con el gravel consolidándose en el panorama ciclista año tras año, la BH GravelX Carbon gana peso gracias a sus características que la hacen apta tanto para colocarte un dorsal en la espalda y descubrir las sensaciones únicas de rodar por pistas dándolo todo, a la posibilidad de cargar alforjas y desconectar del mundo en su vertiente más aventurera.

Sobre el cuadro de la BH GravelX Carbon

El gravel es la disciplina ciclista de moda. Es una modalidad, pero puede tener enfoques muy distintos. Nació como una forma de viajar sin límites, combinando asfalto y tierra a nuestro antojo, pero su popularidad y aumento de usuarios ha llevado a la explosión de su vertiente competitiva. La BH GravelX Carbon se aprovecha de buena parte de las tecnologías que dan vida a modelos de carretera y MTB para crear un conjunto de cuadro y horquilla polifacético con el que poder afrontar cualquier reto dentro del gravel.

«La BH GravelX Carbon se aprovecha de buena parte de las tecnologías que dan vida a modelos de carretera y MTB para crear un conjunto de cuadro y horquilla polifacético con el que poder afrontar cualquier reto dentro del gravel»

Hablar de un cuadro de carbono Toray T800 y T500 y del proceso de fabricación HCIM de BH es sinónimo de ligereza y rigidez. Tecnologías y materiales que dan vida a los mejores cuadros de carretera y MTB y que ahora se aprovechan para la BH GravelX Carbon.

«Hablar de un cuadro de carbono Toray T800 y T500 y del proceso de fabricación HCIM de BH es sinónimo de ligereza y rigidez»

El cuadro, además de ligero, está repleto de detalles técnicos. Desde sus vainas asimétricas a una parte trasera especialmente diseñada para soportar la fuerza de la frenada generada por los frenos de disco y el uso fuera del asfalto. Pedalier BB386 EVO, soportes de freno flat mount, pasos de rueda aptos para neumáticos de hasta 42 mm y ejes pasantes de 12 mm son puntos clave en el rendimiento final de la BH GravelX Carbon cuando hablamos de rendimiento puro.

Diseño creado desde cero

No estamos ante una bicicleta de ciclocross adaptada al gravel, sino ante una gravel creada desde cero para las exigencias de esta disciplina. Algo que queda patente en su geometría. Su tubo de dirección es elevado, para contar con una posición cómoda sin necesidad de emplear potencias con angulaciones positivas o muchos separadores. El slooping del cuadro es más reducido que en los modelos de carretera y la distancia entre ejes más grande, en busca de estabilidad. Se ha mantenido un ángulo de dirección de 71º para aportar agilidad en los momentos clave.

Para los que piensen en la BH GravelX Carbon como una compañera de aventuras, ya sean de fin de semana o para viajes, el cuadro dispone de distintos soportes para todo tipo de accesorios, incluidos portabultos o guardabarros.

Novedades para el 2022

Esta es la segunda temporada de la BH GravelX y su gama cuenta con cuatro modelos. Para esta temporada se han creado nuevas decoraciones, además de poder personalizar el cuadro del modelo tope de gama a través de su programa BH Unique. A la gama BH GravelX Carbon se suman modelos de aluminio para ampliar el abanico de precios disponibles con los que poder descubrir esta disciplina.

Precios

El precio de partida de la gama de carbono es de 2.799,90€, mientras que las de aluminio arrancan desde 1.599,90€.

Más información:

https://www.bhbikes.com/es_ES/gravelx