La marca de bicicleta Fuji Bikes dispone básicamente de dos modelos de gravel construidos en aluminio y carbono. Nos centraremos en esta última opción, la menos asequible a nivel de precio pero la más interesante en cuanto a prestaciones: La “Jari Carbon”.

Se trata de una bicicleta de aventuras que monta un cuadro muy actual, ligero y preparado para transmisiones 1x o 2x. Además, viene equipada tanto a nivel de grupo y componentes con soluciones de gran calidad. A continuación, te detallo sus aspectos claves.

Detalle del cuadro

La versión en carbono de la Jari es muy parecida a su versión de aluminio. Prácticamente son idénticas estéticamente y a nivel de geometría. El cuadro, está construido con carbono C15 monocasco. El resultado final, en cuanto al peso, es que éste no supera los 1.000 gramos (concretamente 950 gramos). Por consiguiente, es un modelo ligerísimo que nada tiene que envidiar a una bicicleta de ruta. Al tratarse de un modelo de gravel que tiene que ser resistente, este dato nos puede transmitir cierta preocupación. Pero en este sentido, hay un gran número de bicicletas trabajadas en carbono que disponen de total garantía para ser usadas fuera de la carretera.

«La versión en carbono de la Jari es muy parecida a su versión de aluminio. Prácticamente son idénticas estéticamente y a nivel de geometría»

En cuanto a los tubos no está sobredimensionados como otras bicicletas que hemos podido analizar. El tubo inferior presenta una forma cuadrada robusta cuando se une con el tubo de dirección. El tubo superior se aplana en la parte superior e inferior. En cuanto a las vainas, son bastantes delgadas y disponen de formas onduladas.

Si nos centramos en la geometría, esta presenta un sloping moderado. Junto a la caída del tubo superior, observamos que la potencia está elevada hacia arriba (más o menos 7º), por lo que la conducción es más elevada y por tanto mucho más relajada. También la bicicleta es más manejable, cosa de agradecer para la práctica del gravel donde vamos a circular por terrenos con cierta dificultad.

«Si nos centramos en la geometría, esta presenta un sloping moderado. Junto a la caída del tubo superior, observamos que la potencia está elevada hacia arriba (más o menos 7º)«

A diferencia de los modelos de carbono que solemos observar en algunas marca y que parecen un adaptación o reutilización de un modelo de ruta, la Jari Carbon dispone de soldaduras añadidas. Por ejemplo, podemos instalar hasta cuatro jaulas para botella, o bien podemos montar un rack trasero o guardabarros.

Al igual que los modelos actuales, los cables se enrutan de manera interna. Esto le confiere un aspecto mucho más limpio y se minimiza el deterioro de los mismos. También, como he añadido en otras reviews, aportan algo de aerodinámica (esto es algo muy sutil).

«Al igual que los modelos actuales, los cables se enrutan de manera interna. Esto le confiere un aspecto mucho más limpio y se minimiza el deterioro de los mismos.»

En cuanto al espacio máximo de neumáticos, hablamos para llantas de 700c de un máximo de 47 mm o para la medida de 650b de 2.2 ″. Suficiente para abarcar cualquier tipo de terreno por muy abrupto que este sea. Aunque, yo considero que el gravel debe limitarse a terrenos de asfalto o pistas forestales. Para disfrutar de caminos más técnicos ya están las bicicletas de montaña.

«En cuanto al espacio máximo de neumáticos, hablamos para llantas de 700c de un máximo de 47 mm o para la medida de 650b de 2.2 ″.

la horquilla obviamente de carbono, es de corte recto y con un diseño muy actual. Es de agradecer, que disponga de dos ojales en cada una de sus “patas” con el objetivo de instalar soluciones para el bikepacking.

También añadir que el cuadro nos permite instalar transmisiones 1x o 2x, así como la instalación de grupos electrónicos. Esto es una ventaja respecto a cuadros que únicamente están preparados para soluciones de un único plato.

Para finalizar, dispones de hasta seis tallas (XS, S, M, L, XL y XXL) y de dos colores (carbón o color arena).

Grupo y desarrollo

Una de las cosas que me sorprende de este modelo es que no monta un grupo específico de gravel. En concreto es el Shimano Ultegra de 11 velocidades. Como sabéis, se trata de una transmisión más enfocada al ciclismo en ruta. Puedes tener la sensación de falta de marchas en las pendientes. Yo personalmente hubiera optado por el GRX 600, o bien una solución monoplato de 40 dientes y un cassette grande de 11-42t.

Pero la ventaja, de optar por este set de elevado nivel, es que monta un plato subcompact de 46x30T con un cassette 11-34T. En definitiva, esta combinación dispondremos de buena velocidad, incluso el asfalto.

«La Jari 1.1 Carbon monta un plato subcompact de 46x30T con un cassette 11-34T

Componentes

Los periféricos que monta la Jari Carbon son de la marca Oval. Manillar y potencia son de aluminio y la tija es de carbono. Es de agradecer que este último componente se haya utilizado el carbono, ya que nos proporcionará junto al conjunto cuadro-horquilla, un plus de amortiguación.

Quiero destacar su barra, que es la Oval Concepts 325, y que dispone de una abertura o flare de 25 grados. Por consiguiente, el manillar es específico para gravel o bien para el ciclismo de aventura. Con él, dispondremos de mayor control por zonas técnicas.

Ruedas y neumáticos

Las ruedas que monta esta Jari son las WTB KOM Light i23 tubeless. Destacan por su polivalencia y se adaptan bien tanto en bicicletas de gravel, touring o ciclocrós.

Los neumáticos, son los Panaracer Gravelking SK para una medida de 700c y con un tamaño de 43mm. Estas cubiertas japonesas disponen de un dibujo mediante tacos pequeños. Se comporta bien tanto en pistas forestales como rutas de asfalto. Por carretera no son los más eficientes, y si vas a salir por este tipo de superficies te aconsejo unos con banda de rodadura lisa.

«Los neumáticos, son los Panaracer Gravelking SK para una medida de 700c y con un tamaño de 43mm. Estas cubiertas japonesas disponen de un dibujo mediante tacos pequeños»

Precio

El precio de la Fuji Jari 1.1 Carbon es de 2.999,00 € en Wiggle.

Veredicto

Desde mi opinión personal, la Jari Carbon 1.1 es una bicicleta que más allá de su polivalencia. Es decir, la utilizaría para un gravel deportivo. Esto tiene una explicación: su peso total no alcanza los 9 kilos, similar a una bicicleta de ruta.

A todo ello, con esta bicicleta podemos ir ágiles por cualquier tipo de terreno ya que viene equipada con un Shimano Ultegra de 11 velocidades.

En cuanto a los componentes que monta so de una muy buena calidad. Destaca su manillar específico para gravel con un flare de 25 grados.

Más información en:

fujibikes.com