Si lo que buscas es un manillar específico para gravel que te permita adoptar múltiples posiciones y que se adapte a cualquier tipo de terreno, el Kitchen Sink de la marca Redshift es una buena elección. Se trata de una barra que incorpora un soporte adicional en su parte delantera que te permite disponer de una posición aerodinámica y además, dispone de funcionalidades pensadas para el ciclismo de aventura.

A continuación te detallamos sus aspectos claves y te animamos a que aportes tus comentarios.

Detalle del manillar Redshift Kitchen Sink

Hemos visto y analizado diversos manillares para gravel. Normalmente, son barras que presentan cierta forma acampanada a diferencia de lo que solemos ver instalado en bicicletas de ruta. Lo que hace diferente al Redshift Kitchen Sink, es que dispone de una extensión aerodinámica integrada que te permite adoptar una postura más racing en situaciones de carrera o asfalto. Es decir, imagínate que quieres ir algo más rápido con una posición más estirada. Pues bien, con este añadido puedes realizarlo sin problemas.

Por otro lado, dispone de características propias de una barra de caída para el ciclismo de aventura. Es decir, presenta un flare o abertura de 25 grados que facilita mayor control por zonas complicadas o abruptas. Por tanto, se explica su forma acampanada pero sin ser excesiva.

«Por otro lado, dispone de características propias de una barra de caída para el ciclismo de aventura. Es decir, presenta un flare o abertura de 25 grados que facilita mayor control por zonas complicadas o abruptas»

Otras características a destacar  de este manillar es que tiene un 7 ° de retroceso, un alcance de 65-70 mm y una elevación de 20 mm. Esto provoca que junto al acople aerodinámico, dispongamos de distintas opciones para posicionar las manos y por consiguiente, se convierte en una barra que se puede adaptar a cualquier tipo de terreno o condición. Diría que se trata de un complemento muy versátil. Personalmente, aunque sea un manillar para gravel, también lo instalaría en mi bicicleta de carretera.

«Otras características a destacar  de este manillar es que tiene un 7 ° de retroceso, un alcance de 65-70 mm y una elevación de 20 mm. Esto provoca que junto al acople aerodinámico, dispongamos de distintas opciones para posicionar las manos»

Otra de las cosas que me gusta, es que adicionalmente puedes adquirir grips o puños tipo MTB y montarlo en zonas estratégicas del manillar para ganar algo de comodidad y agarre. Además de adquirir confort me encanta la estética final como queda la barra.

En cuanto al material que está construido, es de aluminio (6061 T6). Este tipo de aleación, la solemos ver utilizada de manera genérica en muchísimos componentes y cuadros en el mundo del ciclismo.

En cuanto a las tallas, dispones de tres anchos distintos a elegir: 440, 470 y 500 mm. Su peso es lo que menos nos debe importar. Más o menos hablamos de 480-490 gramos. Comparado con otras opciones es algo más pesado pero aquí tenemos el beneficio de disponer de un manillar muy versátil.

Precio:

Su precio oficial es de $129.99 (107,98 €).

Más información

https://redshiftsports.com/