Hace unos años, las opciones de encontrar manillares específicos para el ciclismo gravel eran muy limitadas respecto a la actualidad. Sin embargo, hoy en día la oferta se ha ampliado, y la mayoría de marcas de componentes nos ofrecen en su gama de modelos específicos para esta disciplina. En el caso de la marca americana Ritchey, podemos encontrar algunos ejemplos. Este es el caso del WCS Venturemax y que a continuación os detallamos de manera resumida sus características principales.

Especificaciones del WCS Venture Max

El hecho de que aparezcan manillares específicos para el gravel, da como resultado modelos con un diseño que comienza a ser visualmente familiar. Es decir, los manillares para ciclismo de aventura son más abiertos en sus extremos inferiores o en la parte que apoyamos las manos. El objetivo, en comparación con un modelo de ruta tradicional, es aumentar el control cuando circulamos por zonas más abruptas y complejas. Por tanto, el WCS Venture Max dispone de una abertura de 24 grados, característica que lo convierte en un manillar específico para gravel, ciclocross o ciclismo de aventura.

Este tipo de manillares más abierto, provoca que las manetas estén algo más inclinadas hacia arriba. El cambio de marcha es más un empuje hacia abajo que un giro hacia adentro, acción más acorde para viajes o trayectos de larga duración.

Otra de las características a resaltar, es que respecto al centro del manillar hay una pendiente de 6 grados, que junto a la abertura de los extremos inferiores comentado anteriormente, provoca que tengamos múltiples maneras de apoyar las manos. Por tanto, el resultado final es disponer de mayores opciones de apoyo, buscando la posición más cómoda para el ciclista.

Otros aspectos de la geometría y que ayudan a la comodidad sobre el manillar, es que dispone de un alcance o “reach” más corto, de tan sólo de 76mm. Puntualizar que el reach de un manillar es la distancia desde la potencia al eje de la curva del manillar. Esto nos da una idea acerca de lo avanzados o retrasados que vamos sobre el manillar. Una postura corta, como es el caso, provoca posiciones que tiende a mitigar el peso del ciclista sobre los hombros y brazos. Por tanto, es fundamental para ir más relajados cuando afrontamos travesías largas. En cuanto a drop, la distancia entre la parte superior e inferior del manillar, hablamos de 102mm.

«El WCS Venture Max dispone de una abertura de 24 grados, característica que lo convierte en un manillar específico para gravel, ciclocross o ciclismo de aventura»

Respecto al material fabricado es aluminio 7050. La mayoría de manillares gravel así como otros periféricos, suelen estar realizados en dicho material, ya que en comparación con otros materiales más livianos como el carbono, aquí se prima más la resistencia.

Para finalizar, el peso de este manillar es de 310 gramos. Existen otros manillares más ligeros, pero objetivo que buscará el usuario al adquirir el Ritchey Venturemax no es una reducción del peso, sino más bien se decantará por aspectos como la comodidad o resistencia.

Características:

– Profundidad: 76mm
– Alcance: 102 mm
– Ancho 40, 42 y 44 cm
– Elevación: 6º en la parte superior del manillar
– Curva R50 para mejorar la posición de las manos
– Protuberancia ergonómica para mejorar la comodidad
– Caída de 24º
– Peso: 310 g (42 cm)

Precio:

Su precio aproximado es de 90 euros.

Más información en:

Us.ritcheylogic.com