Cardona reunió a los mejores especialistas gravel del planeta para culminar la primera edición del circuito. El otro gran protagonista del fin de semana fue Lukas Baum tras su victoria parcial en la Earth Final.

©Gravel Earth Series | ©Klassmark

Todo lo bueno se acaba. Al menos durante este 2023, porque el proyecto de las Gravel Earth Series ha llegado para quedarse. Klassmark ha logrado su propósito. Reunió seis de los eventos internacionales más importantes con el objetivo de mantener la esencia del gravel y promover este deporte de un modo positivo en todo el mundo. España, Francia, Kenia, Suiza, Islandia y Suecia o, cosa que es lo mismo, The Traka, Nature is Bike, Migration, Octopus, The Rift y la Nordic Gravel Series de Bergslagen. Tan solo quedaba disputar la gran final.

La Earth Final de Cardona

El viernes 15 desembarcaron en Cardona, provincia de Barcelona, los mejores especialistas del planeta para formar filas en la batalla de las batallas del sábado 16. La Earth Final dictó sentencia. El alemán Lukas Baum fue el mejor de la jornada, pero la cuarta posición de Mattia de Marchi aseguraba el título de las Gravel Earth Series al italiano. En la baraja femenina, la británica Annabel Fisher asaltó la victoria para arrebatar el liderazgo a la norteamericana Amity Rockwell. Cardona coronó a los primeros campeones de una historia que acaba de empezar

©Gravel Earth Series | ©Roger Salanova

«El alemán Lukas Baum fue el mejor de la jornada, pero la cuarta posición de Mattia de Marchi aseguraba el título de las Gravel Earth Series al italiano»

El formato de competición estaba pensado y diseñado para vivir una Earth Final de infarto con varios ciclistas optando al título en el último asalto. La clasificación general tenía en cuenta las dos mejores puntuaciones del año, más el resultado de una gran final que otorgaba un extra de puntuación. El resto de pruebas habían sido catalogadas según su dificultad y prestigio. Una fórmula que generó varias alternativas durante la Earth Final, con diferentes atletas acariciando el título en algún momento de la prueba. Además, el campo de batalla era un recorrido heterogéneo y exigente de 179 kilómetros con 3150 metros de desnivel positivo para premiar a los ciclistas más completos del año.

Arrebatar la corona a Amity Rocwell parecía una tarea más que complicada, pero en la Earth Final todo podía suceder. La norteamericana aterrizó en Cardona con la máxima puntuación posible tras conquistar The Traka 360 y Migration. Si alcanzaba la cuarta plaza se alzaría automáticamente con el título. No tuvo su mejor día, pero la quinta posición de la británica Maddy Nutt, su inmediata perseguidora, daba más esperanzas a Rockwell. Era el momento de estar atentos a la actuación de una desatada Annabel Fisher. La británica llegaba tercera en la clasificación gracias a su triunfo en Octopus y la cuarta posición en The Traka 200. Cualquier esperanza al título de las Gravel Earth Series pasaba por una victoria. La logró, tras sentenciar a sus rivales en el segundo ecuador del recorrido. En este mismo tramo es donde sufrió la norteamericana, perdiendo posiciones y cayendo a la octava plaza. La séptima hubiese sido suficiente para salvar su corona, pero el destino nos tenía reservado un desenlace de infarto. Annabel Fisher arrebató el primer título de las Gravel Earth Series a Amity Rockwell en el último suspiro, mientras Maddy Nutt cerraba un podio estelar. Las grandes actuaciones de la alemana Svenja Betz y la neerlandesa Geertje Schreurs, segunda y tercera en la Earth Final, les catapultaron a la cuarta y quinta plaza de la clasificación general respectivamente

©Gravel Earth Series | ©Sixt Visuals

«Annabel Fisher arrebató el primer título de las Gravel Earth Series a Amity Rockwell en el último suspiro, mientras Maddy Nutt cerraba un podio estelar»

En la baraja masculina vivimos dos carreras paralelas con un Lukas Baum pidiendo protagonismo en ambas. El alemán fue el mejor de la Earth Final tras un duelo estelar con el neerlandés Hans Becking que se decidió en los últimos kilómetros; David Lozano fue tercero.

©Gravel Earth Series | ©Roger Salanova

A pesar de que solo disputó previamente Migration, con victoria, Baum fue el virtual ganador del circuito durante los primeros compases de la prueba. No obstante, por detrás la situación estaba controlada. El italiano Mattia de Marchi no se inmutó y planteó una carrera de menos a más para terminar cuarto, posición que le permitía levantar el primer título de las Gravel Earth Series. Esta actuación, sumada a la victoria de The Traka 360 y el cuarto lugar en Migration, lo convertían en el mejor ciclista del año. Sus inmediatos perseguidores quedaron por detrás del italiano en la jornada del sábado y, finalmente, fue el propio Lukas Baum quien terminó segundo de la general. La regularidad del neerlandés Diederik Deelen se vio recompensada con la tercera posición, mientras el suizo Nils Correvon y el británico Toby Perry cerraban el circuito dentro de los cinco primeros.

©Gravel Earth Series | ©Roger Salanova

La organización planteó la Earth Final como un punto de encuentro entre todos los amantes del gravel. Por esa razón, dibujó un segundo recorrido no puntuable y menos exigente. El sueco David Koechli y la reconocida atleta local Ramona Gabriel fueron los mejores de la distancia Medium de 94,2 kilómetros con 1800 metros de desnivel positivo. Además, para incentivar la convivencia entre todos los implicados, el evento se desarrolló en El Vilar de la Duquesa de Cardona, un recinto cerrado exclusivamente para la Earth Final con todas las ubicaciones en la misma zona. Una oportunidad única para compartir un fin de semana de ensueño con los mejores especialistas gravel del planeta. En el fin de fiesta y la ceremonia de clausura del sábado por la noche ya se rumoreaban las posibles sedes para el 2024. La maquinaria de Klassmark ya se ha puesto en marcha para hacer realidad la segunda edición de las Gravel Earth Series.