Modelo: GIANT CHARGE PRO Y CHARGE ELITE | Zapatillas Gravel | Precio: 343,69 € (Pro)/ 245,44 € (Elite)

Foto: Giant Web

Giant nos presenta dos nuevos modelos de zapatillas que están orientadas al gravel, ciclocross o bien también, y esto es algo de agradacer, las puedes utilizar para otras disciplinas como el mountain bike o cicloturimo. Estamos hablando de las Giant Charge Pro y las Charge Elite.

Ambos calzados son polivalentes, con lo que te ahorras tener una zapatilla distinta según el uso que quieras hacer. Incluso la puedes utilizar para tu bicicleta pura de asfalto si optas por calas tipo SPD, ya que las suelas son algo rígidas.

Más allá de las propiedades del calzado, que más adelante os comentaré, los modelos tienen desde un punto de vista estético muy buena pinta. Es por ello, que si eres de los que buscan un calzado algo exclusivo, pueden ser una buena elección. En cuanto a los tipos de usos, el Charge Pro es el tope de gama de la marca para zapatillas gravel o ciclocross, y el Elite vendría a ocupar el segundo escalafón. Como no he probado las zapatillas, os haré una breve descripción de sus aspectos a destacar desde un punto de vista informativo, y dejaré a aparte sus aspectos más técnicos ya que a veces considero que nos puede marear tanta información.

Zapatillas Giant Charge Pro

Características de la Charge Pro y Elite

El Charge Pro es la evolución de la zapatilla Charge a «secas». El nuevo modelo estéticamente es menos tosco con un perfil algo más suave y con una suela más perfilada con menos tacos. En cuanto al ajuste es similar a su antecesora. Está basado en dos cierres boa y una tira de velcro en la parte delantera. Como usuario que soy de este tipo de cierres basado en las típicas ruedecillas que tiran de un cable, suelen ser muy cómodos de ajustar o colocar, teniendo una sensación de mayor ajuste. Las zapatillas basadas en cordones o tiras de velcro como único sistema, a veces da la sensación de que no te acaban de ajustar del todo bien. Pero esto puede ser una percepción muy personal.

En cuanto al upper (poliuretano) , como muchos modelos basados en una capa uniforme, para que sea transpirable se ha optado por numerosas microperforaciones. Si eres de los que sufres calor en los pies, es mejor optar por este tipo de zapatillas con múltiples perforaciones que unos que no dispongan o bien no tengan tantos como las Charge Pro.

Otra de las cosas a destacar, es que dispone en la puntera de un refuerzo que nos permitirá no estropear la zapatilla o disponer de protección en la parte de adelante ante golpes con piedras o bien cuando rozamos con la punta el suelo. Lo que me sorprende, es que la parte de atrás no disponga de refuerzo visible, con lo que podemos estropear la zapatilla.

Las Giant Charge Pro incluyen una suela de fibra de carbono, con lo que es algo más rígida que otros tipos de suelas. Esto se traduce en una mayor eficiencia en el pedaleo. Aunque en el gravel la rigidez no debe ser un primer factor en el calzado y sí la comodidad, es algo de agradecer disponer de una suela que nos ayude a imprimir algo más de velocidad.

Por debajo de las Charge Pro, como hemos comentado, se sitúan las Charge Elite. Se trata de un calzado muy parecido a las Pro, pero lo que más me gusta de estas es que disponen de refuerzo en el talón visible. Otra de las diferencias en cuanto a las Pro, es que sólo utiliza un cierre boa combinado con un velcro. Por tanto el ajuste no será tan preciso. En cuanto a su suela, es una mezcla de carbono y fibra de vidrio en comparación con la suela totalmente de carbono de las Pro.

Foto Charge Elite

En cuanto al precio de las Pro al cambio en dólares es de 343,69 euros y de las Elite de 245,44 euros. En este sentido lo veo algo excesivo y creo que la marca debería realizar un planteamiento. Las Pro dispones de dos colores a elegir (azul y negro) y las Elite uno en gris y otro en color verde oliva. Ambos modelos tienes tallas que van desde la 40 hasta la 48.

Más información en:

Giant-bicycles.com