Luego de usar mi Giant Revolt Advanced 2019 por dos años, y gracias a un foro virtual sobre esta marca/modelo de bicicleta gravel, encontré en la parte baja del tubo del asiento una pequeña fisura que bien podía pasar por una falla en la pintura.

Esto me hizo acudir con el distribuidor Giant donde la había adquirido para que la inspeccionaran. Al cabo de unos días me dio el resultado del análisis y en seguida te cuento lo demás.                

Antecedentes del caso

Compré mi Giant Revolt Advanced 2019 en agosto de ese año por múltiples razones, luego de haber realizado una amplia y larga búsqueda (aquí podrás leerla). Desde esa fecha y hasta mediados de agosto de 2021 recorrí en ella 6 mil 600 kilómetros (según Strava), no muchos considerando que por lo regular pedaleo una vez durante el fin de semana.

El tipo de recorridos que suelo realizar es 70-80% asfalto y el resto terracería. Muy pocas veces transité por senderos en pésimo estado. En los recorridos por terracería la tija del sillín con su forma en D se flexionaba (flexiona) de lo lindo para amortiguar las imperfecciones, cayendo parte de la tensión en el tuvo del asiento.  

Tampoco hacía saltos en ella salvo cuando encontraba algún bache o bordo y solía (suelo) brincarlos alzando la bicicleta leve y paralelamente al suelo (el famoso salto “bunny hop”). Solo tuve una caída hacia una especie de canal con la rueda delantera cayendo en seco. Si bien estuvo algo fuerte y el manubrio se enchuecó, la parte media y trasera no recibieron el golpe de lleno.

En todo este tiempo monitoreaba foros virtuales relativos a la Giant Revolt Advanced para estar enterado de las experiencias de sus usuarios. Y en uno de esos monitoreos un par de ciclistas postearon su respectivo caso de fisuras en la parte baja del tubo del asiento. Ambos modelos fueron fabricados en 2019 (aquí puedes ver los casos). De inmediato inspeccioné mi Revolt y descubrí una pequeña fisura más o menos en el mismo lugar al de los otros usuarios. En la siguiente imagen podrás observarla.

La fisura ocurrió en parte baja del tubo del asiento. Lo descubrí gracias a un post en un foro virtual sobre las Giant Revolt.  

Al día siguiente (16 de agosto) acudí con el distribuidor de Giant donde la había comprado. Le mostré el lugar de la fisura y también le presenté el foro virtual con las fotos posteadas por los usuarios de los otros dos casos, de manera que tuviera en consideración tales antecedentes. Me solicitó dejársela para que la mandase a “algún lugar” a inspeccionarla. A las dos semanas me informó que efectivamente se trataba de una fisura y que por lo tanto iban a sustituir el cuadro sin costo alguno dado que la garantía lo cubría. Quedó en comunicarse conmigo cuando tuviese noticias.

La espera y la sorpresa

A las tres semanas (tercera semana de septiembre) no recibía noticia alguna y me entró la desesperación. Me comuniqué con el distribuidor para que me informase del caso. Me informo que el cuadro “nuevo” iba a ser uno del año 2019 color negro. Como estoy familiarizado con los modelos de la Revolt de inmediato pensé que sería uno de la serie Advanced 0, en color negro mate muy bonito. Me dije a mi mismo que seguramente era uno de esos cuadros que los fabricantes dejan en stock por varios años para casos como el mío de garantía.

Al respecto no tenía problema alguno y me daba por buen servido, siempre y cuando el cuadro fuese nuevo y no usado.  Me advirtió que la llegada del cuadro iba a tardar tiempo, sin fecha de llegada y que mejor tuviese paciencia debido al problema mundial de escasez de bicicletas. No tenía de otra más que esperar.

Pasó el tiempo y en la primera semana de noviembre Giant presentó la Revolt 2022 con actualizaciones en el cuadro. Siguió pasando el tiempo y en el transcurso me cruzó por la cabeza contactar con el distribuidor para preguntarle si era posible que en lugar de darme un cuadro del año 2019 me diese uno del 2022 y yo le pagaba la diferencia. Deseché la idea para no hacer más complejo el caso.

Lo que sí sabía es que entre más tiempo se tardase en darme novedades sobre mi cuadro, entonces más posibilidades tenía de que fuese un modelo 2022. Para finales de noviembre yo cruzaba los dedos para que me avisaran hasta enero o febrero. Ya no llevaba prisa.

Finalmente, el pasado 1 de diciembre me contactaron para avisarme que mi cuadro había llegado y que llevase mi Revolt. Luego de unas horas llegué a la agencia, me muestran la caja, la abren delante de mí, sacan el cuadro y ¡pum!… se trataba del cuadro 2022. Joder, que suerte había tenido.

La entrega y primeras impresiones

A la semana fui a recogerla. Luego de revisarla por un par de minutos ahí mismo en la tienda, de inmediato la monté para recorrer sobre ella 10 kilómetros y trasladarme a un lugar donde pudiese revisarla sin prisas y presiones. Con esos kilómetros rápidamente me di cuenta de los cambios que debía hacerle debido a las nuevas medidas que poseía este cuadro, a pesar de ser la misma talla M a mi modelo 2019.  

El tubo superior y las vainas superiores son ahora más planas. Hay cambio en geometrías, más no en diseño.

Ya en la tranquilidad de estar en un espacio sin gente fui analizándola y visualizando sus novedades. En seguida los cito brevemente:

  • La horquilla ahora trae dos ojales en lugar de uno. Además, sus hombros ahora son más robustos respecto a las imágenes en el sitio web. Sus brazos rectos le dan una mejor estética respecto la versión anterior, con ligera curva hacia delante.
  • Tres ojales en tubo inferior para un mejor acomodo del bidón. Antes solamente había dos. En la imagen anterior apenas se puede apreciar que dicho bidón lo coloqué en los dos ojales superiores y el ojal inferior está muy abajo. Imposible ubicar ahí el porta bidón si vas a colocar el porta bidón en el tubo del asiento.
  • Se le puede montar una tija telescópica. Antes no debido a que el tubo del asiento únicamente permitía una tija del tipo D-Fuse (forma de D) y no redonda.
  • En tubo superior se colocan ahora dos ojales para bolsa de snacks.  Por cierto, en esta parte debería ir la leyenda “Revolt”, pero mi cuadro no lo trae ¿un olvido de Giant? ¿es intencional al tratarse de un cuadro repuesto? Lo que haya sido, esa leyenda se extraña.  
  • Caída de la caja del pedalier de 80mm. Antes era de 70mm. Esto hecho no lo percibí en los primeros kilómetros, mayormente porque no pedalee en zona de curvas.
  • Vainas superiores con mayor caída y de forma más plana, para darles más flexibilidad. Tampoco sentí esta mejora debido a que no pedalee sobre gravel. Ya hablaré al respecto cuando haga la review después de varias salidas.
  • El cuadro de carbono de la Revolt Advanced 2022 reduce su peso en hasta 150g. Ciertamente la bicicleta se siente más ligera, pero quizá esta primera impresión se deba a la emoción de tener una bicicleta nueva (a todos nos pasa).
  • Color negro brilloso. Confieso que no es de todo mi agrado este color negro “glossy”. Hubiese preferido un negro matte, negro metálico u algún otro color de los varios hermosos que ofrece para 2022 Giant en la Revolt Advanced PRO, 0, 1 y en Revolt 2, pero bueno, no puedo exigir más. Puedes ver todos los colores disponibles aquí.
  • Mecanismo flip chip para mover el eje trasero. De esto hablaré más adelante.
  • Espacio en horquilla y vainas inferiores para neumáticos de hasta 53c, siempre y cuando el mecanismos flip chip lo tengas montado en su posición más larga.
  • Espaciadores entre cuadro y potencia de forma ovalada con caída hacia atrás (antes eran redondos), tal como son los de la Giant TCR y Defy. Esto le da un aspecto más aerodinámico. En siguiente imagen podrás visualizarlo.

Todas las novedades antes citadas se incluyen también en la Revolt 2022 con cuadro de aluminio, excepto los espaciadores entre cuadro y potencia, mismos que siguen siendo redondos.

Más ojales en la Revolt 2022 y espaciadores en potencia con nueva forma.  

Debo admitir que siempre me han gustado las bicicletas en color negro, pero cuando vi mi Revolt la sentí tan negra que ya no estoy tan seguro de ello. Por lo que le pondré neumáticos con pared color café, para rebajar el efecto dark.

Respecto al mecanismo “flip chip” en la siguiente imagen podrás visualizarlo. Se trata de una pieza en la parte del eje trasero que se puede cambiar de lado o posición. En la imagen siguiente podrás ver como el eje se ubica en la parte larga (atrás) y delante se ubica un tornillo. Pues bien, esto lo puede invertir de posición.

La Revolt 2022 incorpora en sus cuadros el “flip chip”. En su posición larga podrás montar en eje trasero neumáticos de hasta 53c.  

Este flip chip o “patilla trasera” permite ajustar la distancia del eje en 10mm. Giant dice que si la base de la rueda (eje) la colocas en la posición corta podrás experimentar un manejo rápido, mientras que en la posición larga te dará mayor estabilidad a altas velocidades. En la configuración larga permite montar neumáticos de hasta 53c de ancho. En la corta la anchura máximo de neumáticos es 42c. En la generación anterior del cuadro podía con hasta 45c. Si deseas conocer más sobre el flip chip haz clic aquí.

Por ahora dejaré el eje tal como está en la posición trasera. Requiero pedalear más kilómetros para tratar de identificar su beneficio. Lo que sí debo investigar más es si, al cambiar la pastilla de posición, deberé recortar la cadena. Mi interpretación es que no, pues si así fuese sería; a) Giant ya lo hubiese informado en su página web y; b) Sería todo un show hacer este ajuste que de inicio debe ser simple y práctico.     

La horquilla es ahora más robusta y un espacio enorme, también para neumáticos hasta 53c.

Las novedades negativas

No hay bicicleta gravel perfecta. Ni siquiera las de 10 mil dólares o euros. Por lo tanto este cuadro 2022 tampoco lo es y por ello tiene algunas novedades negativas. Por ahora ubiqué dos, las cuales ya había comentado cuando posteamos sobre la presentación de la Revolt 2022.

La primera es que Giant removió de la Revolt Advanced la tapa de plástico protectora del tubo inferior. Una pena. En mi Revolt Advanced 2019 fue de mucha ayuda para proteger esa parte del cuadro. La segunda novedad negativa es muy similar: Giant removió la cubierta protectora de la vaina inferior derecha. Se podrá decir que esta cubierta no es necesaria, pues muy difícilmente la cadena chicoteará tanto como para pegar en la vaina inferior. Y en ello concedo la razón. Pero si en ocasiones andas por senderos entonces muy probablemente ello sucederá, tal como me ha pasado. Ya pensaré si es necesario colocarle alguna cubierta en esta parte.

La Revolt Advanced 2022 ya no incorpora las protecciones de plástico en tubo inferior y vaina inferior.

Los ajustes por hacerle

Al momento son dos ajustes que debo hacerle a esta Revolt. La primera es mover dos de los cuatro espaciadores por arriba de la potencia, de manera que el manillar se ubique más abajo. Esto ya lo hice yo así que esto quedó solventado.

El segundo ajuste consiste en cambiar la potencia actual de 90mm por una de 70mm. La geometría de la Revolt cambió de 2021 a 2022 y ahora el tubo superior es un centímetro más largo (550 vs 560mm). Ahora como está me queda lejos el manillar y, aunque a todo se acostumbra el ser humano, dicha posición más extendida de los brazos no es segura, pues reduce la maniobrabilidad.

Si deseas visualizar esta Revolt con más detalle, podrás hacerlo en el siguiente video:

Concluyendo

Más adelante publicaré la review de este cuadro 2022 una vez que haya rodado más en él. Mientras ello acontece señalo por ahora que he tenido mucha suerte al haber obtenido como reemplazo un cuadro del año 2022. Mi hecho sucedió justamente en el periodo en que las marcas presentan sus modelos para el año entrante y en un momento en que los fabricantes no cuentan con inventario debido a la alta demanda de bicicletas gravel. Adicionalmente, aconteció cuando Giant actualizó el cuadro de la Revolt.

Pero haya sido un cuadro generación anterior o generación nueva, lo más importante del caso es la garantía y el servicio brindado por Giant. En todo este tiempo la atención y servicio ha sido de primera. De aquí lo relevante de asegurarse de tener una garantía amplia del cuadro o en cualquier componente al momento de adquirir una bicicleta gravel nueva.  Con las grandes marcas es casi un hecho que no tendrás problemas en este tema, pero no está de más asegurarse bien.

Me queda claro que era una obligación de Giant cambiarme el cuadro, pero aun así, nunca hay que dejar de agradecer. Más cuando te entregan la versión más nueva del cuadro. ¡Muchas gracias Giant!

Redes sociales de TodoGravel