Cada vez que se presenta una nueva gravel de manillar plano o leo/veo un artículo o video al respecto, se vienen a mi mente esos recuerdos de seguridad cuando pedaleaba en MTB debido a la manera de sujetarla por el manillar; nudillos de manos viendo al frente y manos colocadas más afuera de los hombros.  

Rescato lo anterior debido a que días atrás los colegas de GCN (Global Cycling Network) publicaron un video comparando dos bicicletas de ruta usando una un manillar plano y la otra un manillar de ruta (caído). La finalidad fue descubrir con cual se pedalea más rápido. El resultado fue algo sorprendente. En seguida comentamos este experimento para luego traerlo al contexto de las bicicletas gravel.

El experimento de GCN ¿Es más rápida una bicicleta de ruta con manillar plano o con manillar de ruta (caído)?

El experimentó llevado a cabo por GCN fue simple. Tomaron dos bicicletas de ruta marca Orbea modelo Orca. A una la dejaron con su manillar original (en adelante le llamaremos manillar caído) y en la otra colocaron un manillar plano, lo cual la convirtió en una bicicleta tipo híbrida.   

Ambas bicicletas fueron montadas por dos de sus presentadores para cubrir una ruta combinada de carretera normal y una de camino asfaltado pero con algo de lodo y suciedad en superficie. El reto era pedalear cada uno ambas por dicha ruta que requería un tiempo aproximado de 12-17 minutos, según el ciclista. Los resultados fueron los siguientes:

  • Ciclista Simón:
    • Tiempo en bicicleta manillar caído: 12:50
    • Tiempo en bicicleta manillar plano: 13:45
    • Diferencia en tiempo: 55 segundos a favor de manillar caído.
  • Ciclista Ollie:
    • Tiempo en bicicleta manillar caído: 16:59
    • Tiempo en bicicleta manillar plano: 16:01
    • Diferencia de tiempo: 58 segundos a favor de manillar plano.

Al inicio del video, es decir, antes de conocer estos resultados, mi creencia era que para ambos ciclistas la bicicleta de menor tiempo sería la de manillar caído debido principalmente por la posición más aero. Y en efecto, esta fue la razón principal dada por el ciclista Simón a su tiempo más rápido con el manillar caído.

Sin embargo, el ciclista Ollie optó por pedalear algunos kilómetros en la de manillar plano con sus manos no en la posición normal, sino en la posición central, al lado de la potencia, precisamente para tener una posición más aero.

El resultado de Ollie ciertamente me sorprendió (también a Simón y seguro a muchos más) pero tiene su razón de ser. Tal postura de manos al centro del manillar permite menor resistencia al viento, pero también cansa mucho en brazos y manos sino se está acostumbrado. Este aspecto del cansancio fue señalado por el ciclista Ollie y lo cual muchos hemos experimentado. Es difícil mantener tal postura por largo tiempo, al menos mientras se acostumbran tus manos y brazos.  

«Probablemente con la gravel de manillar caído irás más rápido por caminos gravel, pero con manillar plano en senderos solamente te verán el polvo.»

La pregunta entonces es ¿si lo que más interesa de una bicicleta es ir rápido y con la mayor sensación de seguridad posible, cuál de las dos comprar?

Si nos basamos en el experimento de GCN entonces el asunto está empatado. Además debe considerarse la naturaleza de cada ciclista.

Consideraciones respecto a las gravel de manillar plano

Al estar en un proceso de compra de una bicicleta gravel cada comprador toma la decisión en función de los factores que para él/ella son los más importantes. Quizá los más comunes son precio, color y marca. Otros también de alta consideración pueden ser diseño, garantía, peso y atención al cliente. Pero ¿qué tal si el factor es tipo de manillar?.

El tipo de manillar no era factor o no es factor hasta hoy pues damos por sentado que las bicicletas gravel deben tener manillar caído, similar a las de ruta. Pero con la tecnología actual y la oferta cada vez más interesante de las marcas es muy probable que el tipo de manillar también vaya a ser factor relevante en el corto plazo.     

Y si eres de las personas que comienza a tener dudas sobre si mejor comprar una gravel con manillar plano, entonces no debes sentirte mal o pensar que automáticamente estarás traicionando al gremio. Con una gravel de este tipo disfrutarás de ventajas únicas y también compartidas con una gravel tradicional de manillar caída.

En seguida comentamos algunas consideraciones sobre una gravel con manillar plano.

1. Maniobrabilidad implica seguridad

La posición de las muñecas sobre el manillar plano, con los nudillos de la mano al frente, ofrece la mejor capacidad posible para mover en cualquier dirección y maniobrar una bicicleta. Ello se traduce en seguridad. Esto no lo digo yo, se trata de una posición natural de los músculos y tendones en brazos y manos al interactuar con ambos tipos de manillares. Es obvio que la práctica hace la costumbre y si te familiarizas con un manillar caído quizá lo llegues a dominar tanto como a uno plano, pero aun así, en algún momento de cualquier pedaleada desearás haber tenido un manillar plano.

« La Basso Tera en su versión de manillar plano mantiene la misma suspensión trasera respecto a la de manillar caído

2. También brinda posición aero

Para muchos el manillar plano significa una postura de espalda de 70 y hasta incluso 90 grados. Pero en realidad esto depende de la geometría de la bicicleta, de la longitud de la potencia, del tipo de tija del sillín y de la altura del manillar. Si a una bicicleta gravel le instalas un manillar plano no te dará en automático la misma inclinación o postura que con un manillar caído, pero puedes acercarlos modificando los componentes antes señalados (potencia, tipo de tija de sillín, etc.). Otras dos opciones para una posición más aero son: a) poner un manillar más corto o menos ancho para minimizar resistencia del aire dado que tus brazos no tendrán una posición tan amplia, sino más alineada a los hombros, tal como sucede con un manillar caído. Esto ciertamente disminuirá la capacidad de maniobrar, pero puedes encontrar un punto medio; b) colocar al manillar plano un manillar tipo U o acople aerodinámico de triatlón, de los cuales los hay de todos tamaños.       

3. Comodidad

Es innegable que un manillar caído brinda al menos tres posiciones de manos; sobre la barra, sobre unión de barra con manetas y sobre zona caída. Esto es una bendición cuando se pedalea largos recorridos. En el punto 1 citamos que la práctica hace la costumbre, por lo tanto el mismo principio aplica para un manillar plano. Tarde o temprano tu cuerpo se acostumbra a pedalear largas distancias en las posiciones que brinda una manillar plano, las cuales son al menos dos; normal y en extremos. Esto último es colocando las palmas de las manos sobre las puntas o bien añadiendo cuernos o extensiones al manillar. Y si no me crees que puedes acostumbrarte a un manillar plano para pedalear largas distancias, entonces pregúntale a todos los ciclistas que compiten o hacen largas rutas y grandes fondos (como Cape-Epic) diseñados para MTB. En lo personal no recuerdo haberme quejado mucho del manillar plano de mi MTB cuando hacía largas distancias (más de 100km), pero siempre me quejé del peso de la bicicleta (14kg). Además,  si quieres una tercera posición que te brinde descanso de posición puedes ubicar tus manos al centro, cerca de la potencia, tal como hizo Ollie en el video de GCN, durante tramos de ruta en que puedas hacerlo.

« Esta Rose Backroad Multicross tiene prácticamente el mismo (hermoso) cuadro al de su hermana la Rose Backroad. La única diferencia es el manillar y… el precio (con mismos componentes).»

4. Una gravel de manillar plano NO es una MTB

Muchos dirán “mejor comprar una MTB con o sin suspensión delantera a una gravel de manillar plano”. Esta aseveración es temeraria y quizá incorrecta por dos razones principales: a) geometría del cuadro y b) masa del cuadro. Las geometrías jamás serán las mismas por la sencilla razón de que son diseñadas para practicar un ciclismo diferente. En cuanto a la masa nos referimos a la cantidad de material (aleación) necesario para construir un cuadro. Un cuadro de MTB de nivel medio es más robusto, pues será sometido a presiones mucho más demandantes respecto a una gravel. Esta robustez se traduce en mayor peso y ello en gasto de energía para el ciclista. Al respecto algunos dirán “ya hay MTB más ligeras que muchas bicicletas gravel”. Esto es cierto, pero también lo es que valen cientos o miles de dólares/euros/pesos más.          

5. Mismo diseño aunque geometría algo diferenciada

Muchas marcas fabricantes de bicicletas gravel con ambos tipos de manillares modifican un poco la geometría de los cuadros. Si va con manillar plano entonces alargan marcadamente el cuadro para mantener posturas más o menos similares a una con manillar caído. Ejemplo de ello es la Specialized Diverge EVO. Pero otras marcas aplican prácticamente las mismas medidas en cuadro, pero colocando una tija de sillín con curvatura hacía atrás o una potencia más larga, etc. Esto con la finalidad de alejar al ciclista del manillar plano y mantener la misma postura que se tendría con un manillar caído. Lo cierto es que los diseños aplicados por las marcas para ambos tipos de gravel en muchas ocasiones son los mismos, por ejemplo la Rose Backroad Multicross (manillar plano) y la Rose Backroad (manillar caído). Ambos modelos mantienen mismo diseño, misma estética, misma geometría (o muy similar), igual número de ojales para poder tener la misma capacidad de carga, etc. En resumen, tendrás una gravel cuyo único cambio es el manillar.

« Una gravel con manillar plano con sus bolsas y bidones se ve igualmente hermosa y lista para pedalear tanto como puedas. Por cierto, esta bicicleta no es una gravel. Es una híbrida Trek FX, pero lo parece. (Imagen: csrpenfab).»

Concluyendo

Se dice que una gravel con manillar plano es parecida a una MTB de los 80s o 90s pero modernizada y con más tecnología. Y tienen razón pero ¿acaso esto es algo malo o negativo? Más allá de la estética hay potentes consideraciones para adquirir una gravel con manillar plano, las cuales ya fueron citadas previamente.

Otras dos importantes son la salud (problemas de espalda o de movimiento) y el precio. Es más económico adquirir una gravel con manillar plano respecto a una con manillar caído debido principalmente a las manetas de cambios y frenos ¿otra razón más? La posibilidad de colocar una infinidad de combinaciones entre cassette, platos y manetas; desde combinaciones para ir rápido y hasta para subir montañas muy exigentes. En manillares caídos esta combinación es limitada.  

Oli Brown riding a Marin DSX Flat Bar Gravel Bike . Chobham Common, Surrey . August 2020.

No trato de convencer a medio mundo señalando que las gravel con manillar plano son mejores. Mi mensaje es no las descartemos a la ligera y, si vemos a un colega con una gravel así, no lo miremos hacía abajo o como si hubiese cometido un pecado mortal. Su gravel es tan gravel como la tuya y mía ¿o acaso alguien tiene el monopolio de la definición de una bicicleta gravel?

Por ahora sigo prefiriendo mi bicicleta gravel con manillar caído. Además me hace ver más “cool” y más pro (admite que sientes lo mismo). Pero no descarto en algún futuro cambiarle de manillar. Sigo recordando esas sensaciones de seguridad y maniobrabilidad que me brindaba mi MTB cuando solía montarla.

TodoGravel en Instagram

También puedes ver el detalle de las imágenes en nuestro InstagramInstagram.com/todogravel.

Síguenos también en:

Facebook: facebook.com/todogravel