Hemos comentado en artículos previos que comprar una gravel nueva o usada puede ser desgastante y consumir mucho tiempo. Lo será más si emprendemos un proceso poco planificado.     

Para facilitarte la vida, te compartimos unos pasos básicos a seguir y una matriz que pudieran ayudarte durante dicha experiencia.  En seguida te contamos.

¿Comprando una gravel? Ten paciencia

Cuando nos decidimos por comprar una bicicleta gravel nueva o usada la emoción hace olvidar que el proceso de compra no es tan simple como parece. Conforme arrancamos dicho proceso nos damos cuenta de que son muchos los factores a considerar y, si no tenemos una ruta más o menos definida, andaremos perdidos como Alicia en el país de las maravillas. En una situación así, entonces cualquier bicicleta gravel será buena, más no es así.   

Ahora bien, comprar hoy en día una gravel es más simple que tres o cuatro años atrás. La disponibilidad de información y de bicicletas gravel es tan amplia que fácilmente puede uno perderse. Aclaro que ciertamente en algunos países la disponibilidad de gravel es limitada, más no así de información.

Regresando al tema de la simplicidad la tecnología ha sido un factor importante. Un ejemplo es el sitio web 99 Spokes, quien opera un comparador de bicicletas muy funcional y en su inventario hay decenas de bicicletas gravel. Hemos escrito un post al respecto que puedes leer aquí. Te recomiendo visites su sitio web aquí para que lo conozcas y te ayude también en tu proceso de compra.  

Ten presente que 99 Spokes o cualquier otro sitio similar no te va a elegir la gravel por ti. Ellos te brindan información para que la proceses. Quien debe elegir al final eres tú y aquí es donde inicia el problema ¿cómo elegir? El primer ingrediente es la paciencia. Sin ella probablemente terminarás comprando una grave que quizá no sea la mejor para tus necesidades.  

Pasos mínimos para comprar una gravel

Teniendo presente todo lo anterior, en seguida enlisto algunos pasos que te recomiendo seguir para comprar una gravel nueva o usada.

  1. Considerar el tamaño de tu cartera y en función de ello define tu presupuesto. Todos queremos la mejor gravel (y la más cara), pero nuestra cartera dice otra cosa.
  2. Definir el tipo de ciclismo gravel que deseas practicar (rudo, ligero, medio) según tu lugar de residencia. En otras palabras, según donde vives es el tipo de bicicleta gravel a comprar. Ejemplo; ¿vives en zona montañosa? Transmisión 1x sería lo mejor y cuadro capaz de admitir neumáticos anchos. Con estas dos características iniciales es suficiente para iniciar.
  3. Ubica la disponibilidad de las bicicletas de tu agrado en tu país.
  4. Define una lista de hasta 5 o 6 opciones de gravel que te hayan gustado y alineado a las dos o tres características esenciales que definiste.
  5. Trata de verlas en físico e incluso hasta probarlas de ser posible.
  6. Define las características y/o componentes que te son más relevantes y asígnales un puntaje. Sobre esto hablaremos a detalle en siguiente apartado.
  7. Confirma que la gravel con el puntaje más alto es ciertamente la de tu mayor agrado.
  8. Comprar la gravel. Si por alguna razón ya no está disponible entonces espera o adquiere la que ocupó el segundo lugar de tu lista.

Una matriz te puede facilitar el proceso en el paso 6

Los pasos anteriores parecen simples de seguir pero requerirán de tiempo diferenciado para procesarse. Uno de los más complejos es el paso 6. Es en este momento cuando se analiza a fondo y con números las opciones de bicicletas gravel que son finalistas.  

Para facilitar la ejecución de dicho paso te recomiendo elaborar una matriz donde enlistes las características y/o componentes más relevantes ¿cuáles son estas? Solo tu tienes la respuesta. Podría yo enlistarte 10, 15, 17 o más características, pero serán mis características y no las tuyas. Seguramente habrá coincidencias.  

Habiendo advertido lo anterior, te compartiré parte de la matriz que yo utilicé para elegir mi gravel nueva allá por 2019. Comentarios al respecto:

  1. Las opciones de gravel incluidas en la matriz eran aquellas disponibles para ser compradas en Japón (país donde radico) o porque podían ser importadas.  
  2. El total de características que yo incluí fue de 25 y analicé un total de 10 bicicletas finalistas.

Habiendo dicho lo anterior, en seguida la matriz.

La matriz no necesariamente definirá la gravel a comprar, pero le da sustento a tu análisis.

Como se puede observar en la tabla anterior, en el último renglón hice una especie de “índice” simple para que, cuantitativamente, pudiera saber cuál bicicleta me ofrecía las mejores prestaciones. A cada característica le di valor de 1 punto, aunque bien pude haber asignado puntajes diferenciados en función de la importancia que a cada característica le daba.

La ganadora fue la Cannondale Topstone 105 (2019) que no aparece en la tabla. La Giant Revolt Advanced (2019) ocupó la cuarta posición por lo que la pregunta es ¿por qué entonces compré dicha bicicleta?  La razón es porque no todo son números.

La Topstone 105 (2019) y la Rocky Mountain Solo 30 tienen cuadro de Aluminio y quería forzosamente uno de carbono. La Vitus Substance CRX si bien es de carbono sólo se vende con llantas 650b y un plato. Además, estaba el tema de la garantía. Si algo pasaba con la Vitus, quizá debía mandarla de regreso a UK para su reparación, aumentando costos. Mucha incertidumbre.

Para no alargar más la historia y fastidiarte, concluyo señalando que cuando compré mi gravel Giant Revolt Advanced 2 me tomó alrededor de seis meses (febrero a agosto) decidirme en comprar una bicicleta que en ese entonces costó US $2,100. Dado que no era un monto menor se trató de una decisión que no podía tomarse a la ligera.

Éxito con tu matriz (si es que decides hacerla) y paciencia en tu proceso de compra.

Redes sociales de TodoGravel