A continuación os presentamos un artículo de colaboración realizado por Jaime Villasana (www.localeando.com), donde nos explica su experiencia con el modelo de AnyRoad 1 de la marca Giant. Dicha review nos introduce en su experiencia con esta bicicleta de aventuras, después de recorrer cerca de tres mil kilómetros por Ciudad de México y Tokio.

En él encontrarás de manera relatada el porqué se decantó por este modelo de gravel, información técnica sobre la bicicleta, así como la experiencia adquirida de este usuario al circular con ella por diversos terrenos.

La elección de la Giant Anyroad 1 por Jaime Villasana

Tras pedalear durante tres años con una bicicleta de montaña (MTB) de la marca Trek Marlin 7 modelo 2015, en la cual hice rutas largas por carretera y recorridos por senderos de montaña, a principios de 2018 me nació el interés de que era momento de comprar una bicicleta adicional, pero de ruta.

La razón de ello fue que en los recorridos por carretera que hacía a diferentes poblaciones de la Ciudad de México y organizados por un grupo ciclista, eran desgastantes y algo tardados, amén de que un 90% de los participantes hacían tales recorridos en bicicletas de ruta. Los veía pasarme con facilidad y a una velocidad que envidiaba y deseaba disfrutar. No es lo mismo pedalear una bicicleta de 14kg contra una de 9kg o 10kg. En ese aspecto, les tenía envidia.

“Yo en mi MTB, ellos en bicicleta de ruta. Sólo les veía el polvo. Fuente: Ciclismo para Todos”

Por un par de meses estuve viendo y analizando opciones de bicicletas de ruta. El límite de mi presupuesto eran 1,200 dólares americanos. Al montarlas y probarlas su ligereza me asombraba, pero me sentía inseguro al enfrentar un bache o una rejilla de drenaje. Obviamente con esa inseguridad podía vivir, tal como lo hacen millones de ciclistas de ruta, pero no me dejaba satisfecho.

Seguí indagando por Internet hasta que descubrí las bicicletas para grava o gravel bike (de ahora en adelante así las llamaré), las cuales comparadas con las de ruta tienen cuadros más robustos, una geometría un poco diferente (aunque depende la marca) y llantas más anchas. De inmediato me dije a mi mismo “este tipo de bicicleta es la que quiero”, pues además me permitirá seguir disfrutando de terracerías y senderos, tal como lo hacía con mi MTB.

El problema fue que en México a inicios de 2018 la variedad de gravel bikes se limitaba a las Crossrip de Trek (hoy descontinuada en USA, todavía disponible en México y en España ya sólo venden el cuadro), Diverge de Specialized y Anyroad de Giant. De hecho, a estas fechas, la variedad en México sigue siendo limitada, no habiendo comparación con la diversidad que hay en USA (principal impulsor de la categoría), Europa o acá en Japón, donde ahora radico.

De las tres opciones, la que me brindaba una mejor relación calidad-precio fue la Anyroad 1 y por ella me decidí el 8 de febrero de 2018.

Pues bien, luego de poco más de un año con ella y cerca de tres mil kilómetros recorridos en Ciudad de México y Tokio, aquí te cuento mi experiencia con esta bicicleta que Giant la cataloga como de aventura y cuya diferencia con las gravel es muy poca, si es que existe.

Pero primero un breve repaso a sus características técnicas.

Equipamiento de la AnyRoad 1

La Anyroad fue introducida por Giant allá por finales de 2013 junto con la Revolt para atender precisamente el naciente mercado de las gravel, hoy tan popular en USA que hasta la afamada empresa de información financiera Bloomberg le dedica artículos.

Y es que esta categoría de bicicletas es quizá la de mayor crecimiento debido a su versatilidad para andar en caminos de cualquier tipo; desde calles hasta senderos, pasando obviamente por carretera y terracerías. Asimismo, son útiles para la aventura, significando que cuenta con aditamentos para que puedas incorporar racks y cargar los insumos que requieres, por ejemplo, para una travesía larga o para un bikepacking en fin de semana. Estas pedaleadas, con las de ruta, no lo puedes hacer y las MTB son muy pesadas para pedalear con carga.

Sobre la Anyroad, y como te diste cuenta por la foto inicial, su diseño es algo extravagante si la comparamos con los cuadros tradicionales de bicicletas de ruta e incluso con muchas de gravel o aventura, pareciéndose más a una de montaña. Es de mencionarse que hoy en día los diseños de las gravel se van alejando cada vez más de las de ruta para ir encontrando un diseño propio y mejor adecuado al tipo de superficie que rueda.

Las características de la Anyroad 1 modelo 2017, son las siguientes. Antes destaco que la modelo 2019 es casi igual con excepción de dos componentes; llantas y frenos. En la tabla se especifican ambas diferencias.

Características

Precio: Euros 1,299
Precio: Pesos Mexicanos 20,000
Peso: 10.5kg
Plato: 50x34t Shimano
Piñón: Shimano Tiagra 11-34t 10 speed
Desviador: Shimano Tiagra
Velocidad máxima – mínima en km/h con cadencia 100
59.3 km/h máxima
13.0 km/h mínima
Frenos: Mecánicos TRP Spyre C
(Modelo 2019 – Giant Conduct semi-hidráulicos)
Llantas: Giant P-SLX2 32c
(Modelo 2019 – Crosscut 30c)
Horquilla (Tijera): Carbon
Cuadro: Aluminio
Rines :Giant SX-2 Disc
Potencia: Alloy
Tija sillín: Alloy
Ancho máximo llanta: 38c
Orificios para portabultos: Sí
Soporte para ánforas: 2
Guardabarros: Sí
Medida cuadro 41.5cm (M)
Tubo frontal: 185mm
Tubo de sillín: 415mm
Tubo horizontal: 540mm
Distancia entre ejes: 1016mm
Vaina: 430mm

Hay tres variantes de la Anyroad; 1, 2 y la Advanced, que es de carbono. Su disponibilidad varía por país. Por ejemplo, ninguna variante de la Anyroad está disponible en la página de Giant España pero sí en diversos países europeos como Bélgica, UK, Italia, Polonia y Alemania, en donde también oferta la Anyroad EX. En México, USA, Canadá y otros países americanos también está disponible.

La Anyroad tiene diseño y dimensiones diferentes a la Giant Revolt (gravel) y a la Giant Toughroad SLR GX (aventura), pero su rigidez de cuadro y la posibilidad de incorporarle llantas de hasta 38c la hace estar enfocada para el mismo propósito, aunque con diferencia en los precios y en la estética.

Las modificaciones realizadas

Conforme vas usando la bicicleta, te das cuenta de que es necesario realizarle ciertos ajustes para adaptarla todavía más a tu cuerpo e, incluso, a tu personalidad. Para el caso de mi Anyroad 1 yo hice los siguientes, que espero te sirvan de consejos para la compra de tu nueva gravel o para realizar modificaciones a la que ahora tienes.

El primer ajuste consistió en agregarle un tercer soporte para un porta bidón ¿una de las razones? la bolsa de herramienta del asiento o sillín, a pesar de estar su base atornillada al asiento, en los caminos de grava hacía ruido al moverse. Luego de una detallada búsqueda opté por comprar y colocarle la montura Versamount de Topeak. Tuve que ordenarla en Amazon USA pues en Amazon Japón, y otras tiendas en línea locales, no la tenían.

Este fue un ajuste fenomenal. Ahora la bolsa sólo la uso en recorridos largos para almacenar alimentos y, cuando no la uso, el ruido que generaba en caminos de grava ya no existe. Sin duda, cualquier bicicleta gravel debe tener tres soportes para porta bidones, pues libera espacio en otras bolsas. Lamentablemente, la Anyroad 1 2019 sigue careciendo de ello.

El segundo ajuste fue en cambiarle la potencia. De fábrica venía con una de 100mm y la mantuve por 10 meses. Pero por más que traté de ajustarme a ella, simplemente no pude. Me inclinaba más de lo debido para alcanzar y aplicar los frenos con fuerza y en senderos me faltaba agarre al manubrio. Opté por colocarle una potencia de 80mm. Ahora mis brazos no están muy estirados y tienen mayor flexibilidad, lo cual es muy útil cuando enfrentas terracería o senderos complicados. Además, tengo menos inclinación en la espalda, evitando fatigas innecesarias en ella.

Un tercer ajuste consistió en cambiar el orden de los aros-soporte (espaciadores) y la potencia, colocando esta última abajo, de modo que el manubrio quedase en un nivel inferior al asiento, generando una posición algo más aero. Recuérdese que la Anyroad, al igual que la Merida Silex, tienen el tubo frontal muy alto. En la Anyroad mide 185mm y Silex 200mm para el segundo. La medida en la Checkpoint de Trek mide 126mm y en la Topstone de Cannondale 149mm.

Las dimensiones del tubo frontal para una gravel generan buen debate entre especialistas. Si es más alto te otorga una posición de manejo más vertical (similar a una MTB), dándote mejor control en caminos complicados, pero pierdes aerodinámica. Lo opuesto ocurrirá con un tubo frontal corto, que es muy similar al de las bicicletas de ruta. Además, afecta el diseño del triángulo de la estructura, generando una estética diferente.

El último ajuste que le hice será considerado un sacrilegio por muchos. Radicó en bajarle el tono amarillo con lija y además quitarle decoraciones y el logotipo lateral de Giant, dejando sólo la leyenda Anyroad. Reconozco que en un principio el color original amarillo “pollo” (decimos en México), me gustaba, pero con el tiempo ya no tanto. Ahora lo dejé amarillo “canario” (según yo) y un cuadro unicolor sin vivos negros. En lo personal creo que Giant debe mejorar mucho el estilo y mezcla de colores que usa, al menos para la Anyroad. Muy lejos está de los colores y tonos de Trek y Cannondale.

¿Qué otro ajuste le haría? Las llantas, no por la marca sino por su anchura. Las originales Giant P-SLX2 han resultado buenísimas. Son resistentes, con buen agarre en lluvia, así como en terracería, debido a sus tacos en la orilla, y veloces en pavimento. Sólo he tenido una ponchadura en 3,000kms de recorrido. No obstante, el detalle está en su medida de 32c, quedando angostas para la terracería suave o no compacta. Recomiendo un mínimo de 35c, aunque sacrificas un pelín en velocidad y en el peso total de la bicicleta.

Por lo anterior, las próximas llantas serán de esta medida (35c) y probablemente serán del mismo modelo. Otra opción son las muy famosas entre ciclistas gravel Panaracer Gravelking SK, manteniendo las cámaras o tubes. No terminan por convencerme las “tubeless”.

Rodadas en carretera o asfalto

De entrada, y como era de esperarse, con la Anyroad rompí todos mis récords que tenía en la Trek Marlin 7 para recorridos en asfalto, por dos obvias razones; peso de la bicicleta y anchura de llantas. La diferencia en agilidad entre ambos tipos es brutal. La Anyroad es un leopardo, la MTB un rinoceronte.

Para ilustrar tal diferencia, aquí un ejemplo de recorrido en la ruta por autopista Ciudad de México – Cholula, con distancia de 125km. Según Strava mis tiempos fueron los siguientes:

  • Trek Marlin 7 (14kg y llanta 50c): 5 horas 47 minutos.
  • Giant Anyroad 1 (10.5kg y llanta 32c): 4 horas 57 minutos.

La diferencia en tiempos es enorme y más lo es en la energía consumida para mover una bicicleta de mayor peso.

Sobre el comportamiento en asfalto de la Anyroad con un Shimano Tiagra puedo indicar que es muy decente. Obvio no se compara a un Shimano 105 o Ultegra, pero es suficiente para tener una rodada sin problema alguno. Es evidente que, comparándola con una de ruta de nivel medio o una gravel de mejor categoría, sufrirá para competirle en desempeño debido al peso y consistencia en cambios, pero insisto, un ciclista sin pretensiones de competencia como yo no requieres de más.

Con una gravel bike podrás emparejar el paso de tus amigos en bicicletas de ruta y, lo mejor, podrás separarte de ellos si en el camino encuentras una terracería o sendero que se te apetece rodar.

“En asfalto, ahora ruedo a la par de ellos. Fuente: Ciclismo para Todos”

Rodadas por pistas forestales y senderos

La Anyroad 1 se comporta tremendamente bien en este tipo de caminos, aunque con llantas un poco más anchas (35c) lo haría mejor. Tres factores contribuyen a ello. El primero es su tijera de carbono, un componente común en cualquier gravel bike de nivel medio para arriba. Ayuda a absorber las irregularidades del camino, sintiéndose incluso como se flexiona ligeramente.

El segundo es su tubo frontal elevado, dándote una postura más vertical al estilo MTB, generando mayor control de la bicicleta pues se puede aplicar mayor fuerza con la espalda al momento de corregir dirección.

El tercero consiste en lo largo de la tija o poste del sillín, debido al diseño de su cuadro. Es una comodidad enorme el sentir como flexiona para absorber baches, zanjas o vados, gracias a su tecnología D-Fuse. Tu trasero sufre menos y esta es, desde mi punto de vista, la principal ventaja que tiene la Anyroad (o la Silex), respecto de las gravel bike que siguen un patrón más alineado al cuadro de una bicicleta de ruta, como por ejemplo la Orbea Terra H o la Canyon Grail.

El plato (50x34t) y piñón (11-34t) que tiene es suficiente para subir cuestas inclinadas o cuestas largas, pudiendo pedalear incluso a velocidades de 5-6km/h. Además, al ser una bicicleta más ligera que MTB se hace mucho menor esfuerzo.

Concluyendo

 La Anyroad 1 es una bicicleta aventura-gravel versátil y robusta que cumple para lo que fue diseñada; explorar caminos de fácil rodaje (carretera) o rugosos (terracería o grava), bajo cualquier tipo de clima, incluso lluvia o nieve gracias a sus frenos mecánicos de disco.

Como cualquier bicicleta, no es perfecta. Llantas algo más anchas y montura para un tercer bidón le vendrían muy bien. Asimismo, el espacio al interior del cuadro se reduce muchísimo al colocar dos bidones, impidiendo colocar bolsa para cuadro. La carencia de frenos hidráulicos fue solventada a partir de 2019 con la incorporación de los frenos semi-hidráulicos Giant Conduct, los cuales permiten contener su precio.

Si tu presupuesto es de no más de mil 500 euros o dólares,  o 25,000 pesos mexicanos, y la geometría de su cuadro no te incomoda, entonces la Anyroad 1 es una muy buena opción de entre la gran variedad de gravel bikes que tienes en este rango de precio.

Respecto de mi MTB Trek Marlin 7, que está en mi ciudad de origen en México (Saltillo), confesaré que no la extraño mucho. En mi parecer, las gravel bike lo tienen todo o, dicho de otra forma, poseen lo mejor de dos mundos. Incluso, pronto enviaré mi Anyroad 1 a Saltillo para que le haga compañía a mi Marlin, así podré también disfrutarla cuando visite a mi familia.

¿Qué me compraré para sustituirla? Difícil de responder. Hay demasiadas opciones muy atractivas que lo faltante es el dinero, pero no ganas, para comprarlas. No deseo otra Anyroad pues quiero probar otra marca. Estoy entre la Checkpoint de Trek, Topstone de Cannondale y la Silex de Merida. Será una decisión complicada.

Hasta luego y nos vemos en Strava o por las redes. Twitter/Facebook/Instagram: jvillasanad www.localeando.com

PD: Agradezco mucho a Vicente López, editor-jefe de TodoGravel.com, por publicar este artículo.